Seleccionar página

Hoy hablaremos de la dieta yóguica.

A veces pensamos que el mundo del ioga se basa en hacer ejercicos fisicos y técnicas respiratorias, tener retos con las posturas, intentar hacer las asanas en perfectísimas condiciones o terminar con una buena meditación.

Todo esto está muy bien, pero no dejemos a un lado que lo básico y esencial para que podamos llevar todo esto a buen puerto necesitamos que nuestro cuerpo esté el máximo preparado para una sesión de yoga.

La dieta es elemental en nuestro día a día. Una comida pesada hará que nuestro sistema se relantize y por lo tanto rendiremos menos. Lo que mucha gente no sabe es que los alimentos influyen tanto sobre el funcionamiento de la mente como sobre el cuerpo.

La dieta yogui es lacto-vegetariana. Los huevos, la carne y el pescado no se consideran convenientes por razones de índole ética, espiritual y de salud. Estas recomendaciones dietéticas aparecen en los textos más antiguos de la tradición hindú, como el Hatha Yoga Pradipika y el Baghabad Ghita. Según la sabiduría hindú tradicional, todos los alimentos, poseen en menor o mayor medida tres cualidades esenciales llamadas gunas.

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-14-45-49

Estas son:

Satva: (amor, equilibrio, pureza) Esta es la dieta yóguica ideal. Alimentos indicados para nutrir la mente pues aportan equilibrio anímico, serenidad y capacidad de concentración. Dieta rica en hidratos de carbono y pobre en grasas.

 Alimentos sátvicos. Son los que estimulan la calma y la claridad mental, el estado de ánimo es estable y los sentimientos puros. Estos alimentos deben tomarse crudos o cocinados sin exageración. Si se toman con prisas o demasiado calientes o fríos adquieren cualidades rajásicas. Por otra parte, las combinaciones han de ser sencillas, sin refinamientos ni productos exóticos.

.frutas bien maduradas

.derivados de la leche

. los cereales

. las verduras

. los frutos secos

. las legumbres

. la miel

. el aceite virgen de oliva

Rajas: (actividad, pasión)

Alimentos rajásicos. Proporcionan energía física y fuerza de voluntad, pero también excitan el sistema nervioso y favorecen la dispersión o la imaginación desbocada.

También fomentan las relaciones personales dominadas por las emociones. En los casos de desgana se recomienda tomar algunos alimentos rajásicos a modo de estimulantes suaves.

.pescados

.carnes de animales salvajes, recién cazados,

.los huevos frescos

.café

.té

.cacao

.azúcar blanco

.sal

.ajo

.cebolla

.rábanos

.comidas muy especiadas

.pan blanco

.bollería

Tamas: (apatía, inercia)Los alimentos tamásicos en cambio no son recomendables en ninguna ocasión.

Alimentos tamásicos. Favorecen la pereza, la depresión y la irritación por impotencia.

Son los alimentos en que los componentes más sutiles han desaparecido porque han perdido su frescura, han sido recalentados o muy manipulados. Son alimentos relacionados con las enfermedades degenerativas (obesidad, artritis, úlceras, cáncer…). Comer cualquier alimento en exceso es tamásico.

.pescado

.carne de animales muertos hace días

.setas

.quesos curados, en especial los azules

.los alimentos fritos con demasiado aceite

.fruta demasiado madura o verde

.vinagre

.conservas.

Los yoguis insisten en la importancia de no saciarse y para ello ofrecen una regla general: llenar la mitad del estómago de comida, una cuarta parte con agua y dejar libre el cuarto restante. Según las tradiciones hindúes, la  cena conviene que sea ligera y cada cierto tiempo (una o dos semanas) es recomendable ayunar durante un día para dar descanso al sistema digestivo.

_dsc9276-edit-copy

Os hago memoria de que antes de una sesión de yoga es preferible practicar las asanas con el estómago vacío. Una taza de té no es perjudicial. Sin embargo, debe transcurrir al menos una hora tras una comida ligera y cuatro después de una comida copiosa. Se pueden tomar bebidas ligeras después de la práctica, pero ha de pasar una hora antes de tomar alimentos sólidos ya que podríamos tener una mala digestión.