Seleccionar página

Hace unos días un amigo me hizo descubrir su película preferida, “El gran Azul”. A parte de que el actor principal es guapísimo, es una película que nos habla sobre los retos de los apneistas y sobretodo de que nada de lo que consiguen en la vida les llena tanto como estando minutos sin respirar bajo el agua.

Toda esta historia me impactó y me hizo pensar que tiene mucha relación con los Pranayamas (respiraciones) que hacemos diariamente en el inicio de las clases de yoga.

Me he estado informando y para un apneísta es fundamental recuperar el control de su respiración y de la postura adecuada de su cuerpo antes de acceder a estados de retención prolongados de la respiración bajo el agua. Debe conocer su capacidad respiratoria, por eso creo que es tan beneficioso la práctica de yoga para la apnea.

Nuestras sesiones de yoga empiezan con Pranayamas, que son un tipo de respiraciones que utiliza el yoga para oxigenar de manera correcta a los músculos, órganos, glándulas…

– “Prana” = aliento vital.

– “Yama” = control

– “Ayama” = extensión, alargar, prolongar… detención.

Existen una gran variedad de TÉCNICAS DE PRANAYAMA, algunas de las más conocidas y las que más utilizamos en clase son:

  • Kaphalabathi
  • Anulom Vilom
  • Ujjayi

Cada una de ellas tiene múltiples beneficios para cualquier practicante, aún más para el apneista que pretende profundizar en la respiración y su detención.

captura-de-pantalla-2016-11-25-a-las-07-51-59

Practicando el pranayama Anulom Vilom en Cala en Baster de Formentera.

 

En la respiración mejoramos la captación de oxígeno y en la expiración mejoramos la eliminación de dióxido de carbono. Además, purificamos las vías respiratórias, activamos la respiración celular, tonificamos el corazón, el sistema nervioso, la médula espinal…

Cuando desciende un apneísta, el diafragma se contrae involuntariamente, intentando respirar, lo que ayuda a bombear sangre al cerebro. Si no fuese así, la muerte sería casi instantánea.

Los pranayamas nos inducen a un estado de relajación profundo que facilitan nuestra concentración y meditación.

Además, pranayama incluye una serie de RETENCIONES forzadas. El objetivo de la retención es el estímulo de la respiración celular;en contacto con el oxígeno, lo absorbe y por oxidación libera CO2.

Si “yama” significa “control”… Pranayama también significa control del movimiento de los pulmones, diafragma y músculos. Así, el yogui a medida que practica pranayama, puede observar con consciencia el movimiento que realiza su diafragma al respirar, la respiración se va haciendo cada vez más profunda, se alarga se expande… hasta casi detenerse “ayama”… Eres totalmente consciente de como fluye tu respiración.

El apneísta se mantiene en un estado límite. Así pues, controlar los mecanismos de superviviencia del cuerpo es ganar minutos sumergido dentro del mar.

Más adelante, os iré contando como practicar cada Pranayama así ya podremos sumergirnos dentro del fantástico mundo del yoga!!

Hasta pronto!

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies